¿Cómo (no) ilusionarse?

Pese a la fecha mundialista y la felicidad de los argentinos, al menos quien escribe reflexiona día a día de su club y su futuro tan incierto. Han pasado ya varias temporadas luego de pisar el terreno de la B Nacional y el hincha convive con la tristeza de seguir jugando en la misma categoría.
Soy de los que creen que un club (al menos hoy en día) se forma en base a un 80% la materia fútbol.  Analizando lo que viene y mentalizándome en el mercado de pases Atlanta realizó ocho “refuerzos”, (Santillo, Silva, Torres, Puch, Rojas, Sciorilli, Bonfigli y Pedrozo.) me remito a un comentario reflejada en alguna red social a la cual coincido plenamente, ¿Son refuerzos o tan solo incorporaciones?.
El hincha busca y trata de encontrar de donde aferrarse a un poquito de ilusión y me pregunto a tan solo 30 días de encontrarnos nuevamente con las urnas ¿no debería la dirigencia apostar  algún refuerzo para devolverle ese gramo de ilusión a quien sábado tras sábado asiste a la cancha?¿Por qué los que se intentaron traer no vinieron?¿Es sólo una cuestión económica?. ¿Cuántos jugadores han venido y no han rendido? Los refuerzos ¿son para salir campeón?
Al menos yo no me conformo más con tan solo pelear el ascenso, debo exigir ganar y ganar.
Haciendo un análisis de este último mes habrían dos equipos, “El equipo del rumor”: Santillo, Mancinelli, Frances, D.Villan, Pintos, Morel, Sardella, Galeano, Monje, Salmeron, Nuñez y el cuál está jugando los amistosos.
Si bien los nombres no hacen los campeonatos, los hechos lo demuestran con Los Andes, Platense y Villa San Carlos sin irme más lejos, me cuesta ilusionarme más allá de los colores, la pasión, Atlanta, etc…
Lo cierto es que el 2 de Agosto estaré una vez más alentando por mi club…¿Cómo (no) ilusionarse?

                                                                                                                                                             @gdachowker

Leave a Reply