Se lo fumó en pipa

Atlanta enfrentó a Deportivo Merlo con técnico nuevo y algunos cambios: la entrada de Cequeira por la banda izquierda y la delantera Bonfigli – Pedrozo que nunca jugaron juntos desde el arranque.
Desde temprano el Bohemio ya perdía, algo habitual en este campeonato, esta vez por el gol de Biglia de cabeza. Nuevamente una desconcentración nos puso en desventaja rápidamente.
Atlanta no reaccionaba en los primeros minutos luego del gol en contra, lo mejor pasaba en las subidas de Mariano Puch, pero no generaban peligro en el arco defendido por Llinas.
Atlanta logró despertar y estuvo cerca del empate en una maniobra comandada por Puch, que, cuando llego al fondo, metió un centro que llegó a los pies de Rojas que increíblemente no terminó dentro del arco. Minutos más tarde, Pedrozo habilitó a Bonfigli quien llegó a puntearla para poner el empate y marcar su primer tanto con la camiseta de Bohemia.
El conjunto de Cassano era más claro al llegar pero no lograba dar vuelta el resultado.
A los 40 minutos, Bonfigli se inventó una gran jugada para quedar frente a frente con Llinas quien le terminó ganando el duelo tras una mala resolución del 9 quien buscó a Pedrozo que ingresaba solo al área para convertir.
De tanto buscar, Atlanta se puso en ventaja después de un tiro libre de Perujo y el cabezazo sin marca de Pedrozo.
Parecía que el Bohemio se llevaba la victoria parcial al entretiempo pero no fue así. Ante un nuevo error defensivo, Pasquale empató las acciones.
En Villa crespo se quedaban sin palabras para explicar como no se iban al descanso con la ventaja merecida y se acrecentó en el arranque de la segunda mitad, cuando al minuto nuevamente Pasquale ponía en ventaja al charro por 3 a 2 ante una nueva siesta en la defensa.
Comenzaba el nerviosismo en la gente que no soportaría una sexta derrota consecutiva, y en una corajeada de Puch por la banda derecha lo dejo solo a Bonfigli que puso las cosas 3 a 3.
Atlanta fue en búsqueda de la victoria y estuvo cerca en los pies de Cavallo, quien ingreso en la segunda etapa, cuando en una serie de rebotes disparo desviado y luego cuando logró una tijera que se fue por arriba del travesaño.
El local acorralaba al conjunto de Merlo. El ingreso de Acuña fue fundamental para lograr la victoria. A los pocos minutos de haber ingresado, le cometieron el penal que Cavallo convirtió para poner un merecido y apasionante 4 a 3 con el que Atlanta volvía al triunfo.
Pero eso no fue todo. Luego, el mismo Acuña habilitó a Ledesma para que este lo deje sentado a Llinas y marque el 5 a 3 final con el que el Bohemio logro cortar la mala racha que hubiese significado el peor arranque de su larga y rica historia. 

Leave a Reply