Punto y punta

Atlanta debía ganar para quedar como único puntero del torneo y también para dar un paso más en cuanto a la clasificación a la Copa Argentina (Hay que terminar entre los primeros 5 al finalizar la primera rueda), para ello Ruíz optó por los mismos 11 que vienen jugando hace fechas, sin embargo nunca encontró ni un poco del juego que lo hizo llevar a la cima del torneo.

El PT. fue irreconocible, ni el juego de García, ni los desbordes de Peralta, ni la entrega de Dorregaray se pudo plasmar en el campo de juego. Tan sólo un poco de entrega de Ramos fue todo lo que tuvo Atlanta en la primera mitad. No hubo juego asociado y Fénix manejó gran parte del partido aunque sin llegadas de peligro, la más clara la tuvo con un remate en el ST. que la pelota dio en el palo y no mucho más tuvo el partido.

Los cambios no hicieron la diferencia y para colmo Atlanta terminó jugando con 10 jugadores por la infantil expulsión de Seijas tras un codazo en el rostro del rival.

Si bien lo positivo es que no se perdió por como se jugó y por haber estado parte del partido con uno menos, no hay que dejar pasar por alto que el rival era y es muy inferior y no se pudo ganar, Fénix marcha último en la tabla de posiciones y siempre que no se puede ganar frente a esta clase de rivales al hincha le duele y mucho.

cronica

 

1 Response

Leave a Reply