Golpes de Knock Out

El equipo de Berscé no levanta cabeza, volvió a jugar un muy mal partido y terminó perdiendo 3 a 1 frente a Fénix. No sólo pierde, tampoco genera situaciones y los jugadores parecen estar confusos en la posición de turno que les toca jugar. El D.T. volvió a cambiar nombres y esquemas y ya nadie entiende de que juega cada jugador. Pedrozo arrancó en el banco de suplentes.

Atlanta había conseguido lo más difícil según Berscé que era comenzar ganando. Primera jugada y córner de Chaves para que Vega mediante un cabezazo fulminante pusiera el 1 a 0 a los 5 minutos de la primera etapa. A partir de ahí el Bohemio retrocedió muchísimo. Miranda volvía hasta la posición de lateral izquierdo para marcar, Martínez simplemente aguantaba la pelota y Atlanta no tenía fútbol, tan sólo llegadas por el lado de Chaves que tuvo una buena mitad. Bianchi Arce no estaba para jugar debido a una lesión en el partido frente a Acassuso y a los 28 minutos pidió el cambio; entró en su lugar Álvarez para que Vega pase a la zaga central. Fénix crecía con su número 10 que fue imparable durante toda la tarde hasta que una de las tantas llegadas que tenía el equipo local le queda afuera del área a Humberto Vega que la clava en el palo derecho de Lugo que ni se estiró. Atlanta pedía por favor terminar el primer tiempo y por suerte se fue en pardas.

El segundo tiempo fue aún peor. Entre Colito y Romero hicieron lo que quisieron. A los 28′ Romero le pega al primer palo y Lugo no atina ni a estirar su brazo. Atlanta perdía 2 a 1 y Berscé ya había realizado dos cambios ya que Sánchez había ingresado por Vega que también se había lesionado. Uno se pregunta nuevamente por qué los cambios tan defensivos o ¿Por qué Ochoa de extremo?. Hay cambios de posiciones y de jugadores que pareciera ser que solo el técnico los entiende. Para liquidar el pleito Ledesma la empujó a la red luego de una gran maniobra de Romero y Atlanta pierde así su tercer partido consecutivo.

San Miguel, Acassuso, Fénix, y Atlanta hace años no le encuentra el rumbo a este tipo de equipos. Este equipo que supo jugar bien las primeras fechas o haber mostrado un intento de juego, en estas últimas fechas perdió absolutamente todo lo poco o mucho que había conseguido.

Párrafo aparte para la bochornosa imagen que dejó el plantel luego del partido. No es así como nos deben representar, sepan que Atlanta somos todos y no los queremos así. Saben como hacerlo porque lo pudieron hacer en poco tiempo con un vestuario o con los chicos de Tirando Paredes. Esperemos que haya sido tan sólo una espantosa tarde y que no se vuelva  a repetir. Como también dirigentes que se encargan de educar a nuestros juveniles que se retiraron insultando a jugadores del plantel rival. Nunca más.


Rodrigo Lugo (3): Una tarde para el olvido. Lejos quedó ese Lugo que quedaba de libero arrancando las jugadas. Responsabilidad en el segundo gol.

Mariano Bettini (4,5):  Buen primer tiempo pasando al ataque y en la marca. En el segundo tiempo fue otro.

Nicolás Bianchi Arce (-): No debía haber jugado.

Nahuel Tecilla (5,5): Una mole en el fondo. El único que se salva de una defensa que pasó una pésima tarde en cuanto a la marca.

Axel Ochoa (4): No se entendió de qué jugó. En el primer tiempo cerraba casi de triple 5 y en el segundo tiempo jugó de extremo por izquierda. Pura voluntad y nulo juego.

Fabián Monserrat (3): Totalmente intrascendente con y sin pelota.

Gaspar Vega (4,5): Golazo de cabeza, pasó a jugar de central y a los 45′ salió lesionado.

Nicolás Previtali (6): Estuvo contenido pero bien en la marca. Fue el más firme de la mitad de cancha y ganó muchas más de las que perdió. Mejoró mucho en cuanto a la distribución de la pelota. Terminó jugando de central por las lesiones de sus compañeros y también cumplió.

Braian Miranda (5): Las pide y encara pero no es productivo para el equipo y si él no levanta estamos al horno.

Jonathan Cháves (6,5): El mejor de Atlanta. Mejor primer tiempo que el segundo pero fue la única carta de ataque del equipo de Berscé. Para llegar al área primero pasaba por él. La pelota parada mejoró bastante gracias a Cháves.

Adrián Martínez (4): Las pelea todas, eso es indiscutible pero casi no tocó la pelota en los 90′. A todo eso se le suma que ahora juega lejos del área.

 

Leave a Reply