Sin Respuestas

Díganme que Atlanta no se presentó a jugar el sábado en la cancha de Barracas Central, háganme creer que los pocos jugadores que crean fútbol de este plantel no están en el banco de suplentes, háganme entender que hubo un error en la Copa Argentina y se olvidaron de Atlanta, decíme que no es el que más goles hizo el que jugó 10′ de los últimos 180, no te creo si perdiendo por 2 goles hay cambio de volante por delantero, háganme entender como es que los que gestionan este club y saben de su historia permiten este presente.

Si no fue el peor partido de los últimos 3 años, lamentablemente anda por ahí. Un primer tiempo espantoso en dónde no dan ni ganas de describir porque sería muy difícil entender a lo que jugó Atlanta. En la 3ra llegada clara del local, Sproat se eludió a 3 jugadores de Atlanta que no atinaron a marcarlo y el volante abría el marcador. Atlanta pudo haberse ido al entretiempo goleado, sin embargo lo empató de manera milagrosa en la última jugada tras cabezazo de Ochoa Giménez. Los jugadores confundidos, no existió nunca la defensa, ni mucho menos el medio campo. Tan sólo la voluntad de un Milton Giménez que trabando y recuperando pelotas fue de lo mejorcito y un Lugo que atinó a salvar lo que podría haber sido una goleada.

El segundo tiempo todos pensábamos que algo iba a cambiar tras el gol de Atlanta en la última jugada del primero, sin embargo nada cambió y los errores se demostraban cada vez más. Barracas hizo lo que quiso y cuando lo deseaba. El 2do gol llega por una mano de Bianchi Arce y el tercero tras un gran pase del arquero Gómez y el delantero pasó caminando casi entre Sánchez y Bianchi Arce. Lo peor de todo no llegaba ahí, sino que el técnico de Atlanta cambió a un delantero y puso un mediocampista más quién sabe para qué. Como siempre los que crean el fútbol entran cuando las papas queman y muchas veces es tarde para revertir las macanas de turno.

Quedó tiempo para una dura infracción del capitán de Atlanta y su expulsión. Atlanta no existió dentro del campo de juego, fue realmente lamentable la actuación del equipo. Jugadores que demostraron muchísimo más durante el torneo dieron una imagen desastrosa hasta incluso se podría pensar en algo extra fútbolistico de lo malo que fue. Por favor háganos despertar de esta pesadilla.


Rodrigo Lugo (5): Es cierto que salvó por lo menos 4 pelotas claras de gol pero también le hicieron 3 goles y no reaccionó nunca. El más rescatable ante las tantas llegadas el equipo local.

Mariano Bettini (3): Habrá sido el peor partido de su vida. Puede dar muchísimo más.

Nicolás Bianchi Arce (2): Para nunca más repetir su actuación y reacción.

Guillermo Sánchez (3): Nos costó casi los 3 puntos con Tristán y los errores no los corrige. Hoy Victor Gómez hizo lo que quiso cuando quiso.

Axel Ochoa (3): Irreconocible. Ya no sube, ya no marca, ya no juega.

Fabián Monserrat (2): Preocupante actuación.

Gaspar Vega (3): No tiene aporte de juego dentro del equipo. Lo suyo es cubrir una espalda y hasta ahí llega todo.

Joaquín Ochoa Giménez (5): Actitud que otros no tuvieron. El gol y no mucho más.

Walter Mazzanti (5): De él dependia todo. Para el rival es muy sencillo marcar un solo jugador, sin embargo Walter pudo desequilibrar en un par de ocasiones.

Milton Giménez (5): Todo actitud y lucha. No le llegan limpias las pelotas pero él las pelea todas.

Fabricio Pedrozo (4): Muy floja su actuación. Casi sin tocar la pelota y sin crear absolutamente nada.

Francisco Berscé (1): Sacó lo peor de cada jugador en la tarde de Barracas y todo quedó demostrado dentro y fuera del campo de juego. Sigue con todos sus caprichos y así estamos. Llegó a la 10ma derrota, sin Copa y casi fuera del reducido. Espantoso lo que se vio de Atlanta en la tarde de sábado. Modificó a un delantero por un 5 cuando ibamos perdiendo por 2 goles, nada más por explicar.

cronica

 

 

 

 

Leave a Reply