Unas gotas de respiro

Atlanta superó por 3 a 0 a Talleres (RE) sin lucirse ni mucho menos pero encontrando contundencia en el complemento luego de una muy floja primera mitad.

Con Nicolás Bianchi Arce suspendido y el regreso de Nicolás Previtali, Francisco Berscé decidió mover a Gaspar Vega al fondo e incluir a Nahuel Tecilla para armar una linea de 3 junto con Guillermo Sánchez y de esa forma adelantar a los laterales para terminar teniendo una linea de 5 en el medio (Bettini, Monserrat, Previtali, Ochoa Giménez y Ochoa). Arriba Mazzanti por afuera y Milton Giménez por adentro.
En la primera mitad pasó poco y nada. De un lado Vega se la regalaba a los contrarios y Sánchez lo salvaba, en el medio Previtali hacía parecer que los que venían de 3 partidos afuera por lesión eran los demás y arriba alguna aparición de Mazzanti que en un desborde asistió a Milton para que el travesaño le diga que no al portador de la 9 Bohemia.

Bajo un murmullo generalizado y con algunos insultos para el entrenador, el plantel se fue al vestuario. Al volver, la actitud pareció otra. Desde el arranque Atlanta se paró unos metros mas adelante y el gol tempranero también ayudo.

Iban apenas 3 minutos del complemente cuando Bettini lo buscó en el área a Milton Giménez, la pelota se le escurrió entre las piernas al delantero pero esto lo benefició porque al girar trabó con el defensor que lo marcaba y al ganarle quedo mano a mano con Elías Gómez, a quien superó amododándola contra el primer palo para poner el 1 a 0.

El golpe durmió a Talleres que si bien no había mostrado mucho, ya no pudo agarrar la pelota para ir en busca de un posible empate. Apenas unos minutos mas tarde Mazzanti se metió en el área y después de esquivar a un par de rivales fue derribado. Penal para Atlanta que Sánchez cambió por gol, 2 a o y tranquilidad para la gente que a esa altura tenía a la lluvia como mayor preocupación.

Primero Martínez ingresó por Milton que se fue aplaudido. Luego Gabriel Seijas, que volvió a jugar luego de casi 7 meses tras la fractura de peroné, reemplazó a Monserrat y finalmente Pedrozo entró en lugar de Mazzanti.

Talleres nunca complicó y faltando 5 minutos para el final Martínez peleó y se quedó con la pelota en el círculo central desde donde remató por encima de un adelantado Elías Gómez para sentenciar la historia. Golazo del goleador, 3 a 0 y fiesta bajo la lluvia en la tribuna que nunca dejo de alentar.

Atlanta ganó pero debe seguir mejorando si quiere pelear el torneo hasta el final y el sábado tiene un compromiso clave ante Defensores, que hoy tiene los mismos puntos, sabiendo que los líderes Platense y Estudiantes, chocarán entre sí.

Cronica

Leave a Reply