ESTÁ CHAPITA

Atlanta volvió a demostrar temor a perder, poniendo 5 volantes de los cuales los que van por afuera son defensores, y los del medio tienen mayor características de defender y sostener que de atacar y acompañar a los delanteros. Así, el equipo de Berscé recién encontró algo de fútbol cuando a falta de 20′ ingresaron Miranda, Pedrozo y Martínez.

El primer tiempo fue muy luchado,se lo veía mejor al local. El 7 Aguirre hacía lo que quería cuando se lo proponía y Atlanta lo sufría. Lugo salvó al menos 3 ocaciones claras de gol para el Dragón mientras que Atlanta solo se sostenía con un Previtali poco participativo. Nadie generaba fútbol y para colmo Vega no acertaba una y perdía cada pelota que entregaba. Arriba la voluntad de Milton y un Mazzanti movedizo pero que si lograra terminar un 50% lo que genera él solo Atlanta podría ilusionarse en el reducido.

La segunda mitad amanecía todo igual, sin cambios y por ende el fútbol era del equipo de Nardozza. En una de las tantas que Vega regaló, Aguirre desbordó y esta vez Lugo no pudo ante Vazzoler y abrió el marcador. Con los cambios Atlanta fue otra cosa y comenzó a generar. Mazzanti desbordó, tiró el centro y Ochoa la bajó para que Milton siga de racha y estampe el empate. Gol y al banco de suplentes. Atlanta lo pudo ganar pero no tuvo tiempo, 20′ fue poco o mucho para Berscé.

Atlanta dejó otros 2 puntos fundamentales ya sí para posicionarse en el reducido. Si los jugadores sufrieron el cansansio tal cual dijó el D.T. ¿Porqué no jugaron Martínez, Pedrozo y Miranda de entrada? Teniendo 5 mediocampistas nos damos el lujo de dejar a Chapita en el banco. Quizás sea una estrategia como lo dijo Gallardo, veremos y esperaremos que tenga el mismo final.


Rodrigo Lugo (8): Tapó 4 pelotas de gol.Gracias a sus atajadas Atlanta se trajo un punto a Villa Crespo, sino hubiera sido derrota y por mucho. A veces sale jugando de más cuando la situación pide tirarla larga.

Gaspar Vega (2): Incomodo. No es su posición y el técnico lo exige en un lugar que no juega bien. En una de las tantas que arriesgó y se equivocó vino el gol de Defensores.

Guillermo Sánchez (6,5): Por momentos abusa de su soledad de libero y arriesga mucho. Su precisión lo ayuda y sabe como manejarlo.

Nahuel Tecilla (5): Bien en la marca pero lo dejaban solo para salir jugando y la revoleaba. Comparte los errores junto a sus compañeros que no se mostraban. Para una línea de 3 es algo lento pero es un jugador totalmente capacitado para hacerlo.

Mariano Bettini (3,5): No es lo mismo recibir de espaldas que de frente y es el jugador que más lo siente. Flojo en la marca y nulo aporte en ofensiva.

Fabián Monserrat (3): Nunca encontró su posición dentro de cancha. Nada en lo defensivo y nada en lo ofensivo.

Joaquín Ochoa Giménez (4): Su juego es ser relevo de los que atacan y como nadie se hizo cargo de ser protagonista su juego no se vio.

Axel Ochoa (4): Lejisimos de ese 3 que iba y venía y era importante para el equipo.

Walter Mazzanti (6): Tal como lo dijimos arriba si lograra hacer que un 50% de sus generaciones terminen en peligro, a Atlanta le resultaría mucho más sencillo ganar partidos. Por momentos es imparable y por otros desaparece del partido.

Milton Giménez (6,5): Mucho esfuerzo y voluntad. Así llegan sus goles. De a uno se va convirtiendo en un jugador importante. En su gol había bajado a defender y terminó gritando el empate a favor.

Fracisco Berscé (4): Otra mal lectura de juego. Con 5 volantes ninguno creaba juego y si estaban tan cansados como el propio técnico dijo tenía muchas variantes para realizar y sin embargo escogió a los mismos. A veces es tarde y a veces impacta lo él decida dentro del juego, lo cierto es que sigue teniendo a los que generan algo de fútbol en el banco de suplentes.

chapita

 

Leave a Reply