Y dale alegría a mi corazón

Si había alguien que merecía un poco de alegría es el tan castigado hincha de Atlanta, y para eso nada mejor que el equipo sea comandado por alguien que pueda transmitirle a los jugadores de que trata la camiseta que llevan puesta y como se juegan este tipo de partidos. Y el Pepe Castro lo hizo. Atlanta se llevó los 3 puntos de Floresta con un muy buen juego que ojalá pueda mantener.
A priori, la entrada de Seijas por Miranda hacía parecer que Atlanta iba a esperar un poco más a su rival, sin embargo nada de ello ocurrió. Atlanta salió a ganarlo desde el primer minuto. La tenencia de pelota pasaba por Caneo, Enrique y Seijas, y el mediocampo funcionaba a la perfección. A los 6′ Caneo le da un pase magnífico a Colombini, el 9 define por arriba de Pucheta y llegaba así la apertura del marcador. Lejos de quedarse y replegarse, el Bohemio vio que era su momento del partido y no había que dejarlo pasar. El conjunto del Pepe tuvo varias pelotas paradas consecutivas e iba en busca del segundo con la movilidad de Oyola y Colombini. A los 26′ lo bajan al Pony y el Chino se hace cargo del tiro libre; el centro es pasado y Enrique la vuelve a meter para habilitar a Colombini que de cabeza le cambia el palo a Pucheta para poner el 2 a 0.

El primer tiempo se iba con un Atlanta dominador del juego y con una situación más para estirarlo en donde Oyola por izquierda ganó y remató desviado. Seijas crecía cada minuto más a la espalda del 5 rival y así Caneo tenía la zona liberada para jugar con Colombini, Enrique y Oyola.

La segunda etapa cambió un poco, Atlanta saliendo más de contra y un All Boys dispuesto a descontar pero se encontraría toda la tarde con las buenas marcas de Cherro y Pérez y las manos de Rago que hicieron una muralla hasta casi el final del encuentro. El Bohemio también contó con un poco de suerte; a falta de 10′ un remate del delantero local y la pelota pegó en los 2 palos y no entró. Para cerrar una tarde soñada iba a ingresar Modesto a falta de 2′ y en la primera que tocó hizo una pared con Seijas y definió ante la salida de Pucheta para lo que todos pensábamos que era la sentencia del encuentro; el 3 a 0.

A los 45 y a los 47 minutos Nichiarelli iba a marcar por duplicado en lo que fueron dos distracciones o relajaciones de la defensa de Atlanta y a ponernos el corazón en la boca, sin embargo Giménez pitó el final y el equipo del Pepe Castro se llevó una victoria más que merecida.

El plantel fue recibido como se merecía en Villa Crespo y se cantó “Que de la mano del Pepe…” con un Fabián Castro emocionado. El hincha quería ganar en Floresta y se ganó. Ojalá se siga jugando de la misma manera.


Juan Francisco Rago (6,5): Seguro en las pocas intervenciones que tuvo. Nada que hacer en los dos goles del local. Bien de arriba.

Matías Molina (6,5): Una mole. Un tractor cada vez que ataca y no tuvo problemas a la hora de defender. Fue salida constante en la primera etapa. En los segundos 45′ reguló.

Nicolás Cherro (7): Firme de arriba y de abajo. Dos errores en el primer tiempo que pudieron haber costado el empate parcial y el error de no despejar en el primer gol de All Boys le bajaron un par de puntos pero redondeó una gran tarde.

Alan Pérez (7): Al igual que su compañero de zaga tuvo una gran actuación salvo detalles que pueden costar caros si no se corrigen a tiempo. El central se afirma más en esa posición.

Axel Ochoa (6): Metió en todas y tiene una personalidad que hace que su juego vaya siempre para adelante. Marcó más de lo que atacó.

Fernando Enrique (7,5): Entiende los tiempos del partido a la perfección. Con Molina se entienden muy bien y tiene siempre el partido en la cabeza. Tiró el centro del segundo gol y su presencia en el equipo es totalmente indiscutida y fundamental.

Nicolás Previtali (6): Sostén en todo momento. No pudo mandarse de las suyas en ofensiva ya que tenía a los volantes que se iban mucho. Amo de la mitad de cancha.

Braian Oyola (6): Tuvo un sacrificio enorme en la marca. En ofensiva aportó en los momentos justos y hasta pudo haber convertido un gol si la definición era más fina. El pony se acentuó muy bien en la posición.

Gabriel Seijas (8): Su mejor partido en Atlanta. Se ubicó en una posición en la cancha que ganó siempre. Muy bien en el juego y el trato de pelota. Asistió de manera magnifica a Modesto en el 3er gol de Atlanta.

Miguel Caneo (8): Su mejor partido en Atlanta también. Pase de otra categoria en el gol de Colombini y manejó la pelota con mucho criterio. Bajó a recuperar siempre, mostró sacrificio y una notorias ganas de ganar el partido con inteligencia. Atlanta lo va a necesitar mucho de esta manera.

Ignacio Colombini (9,5): Dos goles contra All Boys y en Floresta. Se las bancó todas arriba y fue una pesadilla para la defensa rival. P A R T I D A Z O

cronica

Leave a Reply