Villa Crespo está encantador

Histórico triunfo. Después de 30 años, Atlanta derrotó a All Boys en Villa Crespo. Fue por 1 a 0, el gol lo convirtió Colombini de penal y esta fue la primera victoria de la era Orfila. Además,  el Bohemio se puso a un punto del ascenso directo.

En la previa se sabía que este no era un partido más. Por lo que significaba el rival, por el momento del campeonato y porque había que volver a ganar para seguir con las esperanzas de obtener una de esas cuatro plazas que dan el acceso directo a la B Nacional.

De movida, el técnico sorprendió y dejó afuera al capitán del equipo, Nicolás Cherro, y al mediocampista central Nicolás Previtali, que había sido titular prácticamente durante todo el campeonato. En sus lugares ingresaron Alan Pérez y Gabriel Seijas.

Y comenzó mejor Atlanta. Con mayor intensidad, mejor movilidad y la tenencia de la pelota. Los primeros quince minutos fueron buenos, se llevó por delante al rival y se notó a un All Boys perdido en el campo de juego.

El equipo de Orfila llegaba por la movilidad de Mazzanti y el aporte de Enrique, que parecían complementarse de la mejor manera. Le faltaba quizás mayor peligrosidad a la hora de terminar las jugadas, pero parecía ser ese el camino. Seijas era el que aportaba el equilibrio a la hora de defender y adelante Colombini aguantaba todas de espaldas.

Ese primer tiempo terminaba 0 a 0, después de que el equipo visitante se acomodara y emparejara el encuentro. Aunque a la hora de los merecimientos, Atlanta era más.

Para el comienzo de la segunda mitad, el Bohemio intentó mantener la misma intensidad y tuvo su premio. Apenas habían transcurrido 4 minutos y después de que la pelota quedara bollando en el área, Ochoa Giménez llegó primero que su rival, que lo derribó y el árbitro Iglesias no dudó y cobró penal para el Bohemio. La ejecución fue perfecta por parte de Colombini, que entró por el medio y generó el delirio de todo Villa Crespo.

Con la ventaja en su poder, el equipo pareció retrasarse unos metros en el campo de juego y entregarle la pelota al equipo de Floresta, similar a lo que había ocurrido días atrás frente a Barracas Central. Sin embargo, poco duró el asedio, porque Atlanta pudo volver a acomodarse y hasta tuvo la oportunidad de aumentar el marcador ya que Miranda, que había ingresado minutos antes, tiró una pelota por arriba del travesaño.

También ingresó Martínez, en lugar de Pedrozo y no dejó de ser otra de las buenas noticias de la tarde en Villa Crespo.

Los minutos pasaron, hubo algún sobresalto en el final con la última arremetida de All Boys, pero los fantasmas no llegaron y se terminó consiguiendo un triunfo anhelado por todos.

Solida actuación de Atlanta. Que mostró su mejor cara en defensa, que fue casi impenetrable, que tuvo una buena circulación de la pelota y una delantera que volvió a demostrar que es una de las mejores de la categoría.

Quedan nueve fechas. Nueve finales. Si todas se juegan así, el ascenso es posible. Depende de Atlanta.


Juan Francisco Rago (6): No tuvo mucho trabajo por abajo pero si por arriba y respondió siempre bien. Primer partido que se lo ve haciendo un poquito de tiempo y sirvió para darle respiro al equipo.

Matías Molina (6): Se preocupó y ocupó más por defender que por atacar ya que tiene a Enrique y a Mazzantti por su sector. Hizo lo que tenía que hacer y bien. Ganó mucho más de lo que perdió.

Alan Pérez (7): Sólido y era lo que se andaba necesitando. Ganó en casi todas. El 9 de All Boys le ganó mucho por arriba en cada pelotazo o saque de arco sin embargo fue siempre lejos del área y no preocupó a Rago.

Nahuel Tecilla (6): Sacó muchisimo. En alguna que otra se complicó sólo pero hay que tener en cuenta que fue su primer partido con Pérez al lado.

Axel Ochoa (7): Gran partido de Axel defensivamente. Tiene que corregir de manera urgente los centros.

Fernando Enrique (6,5): Esta segunda etapa pareciera ser que está más agotado y lo va sufriendo en los segundos tiempos sin embargo lo que jugó lo hizo de buena forma manejando los hilos del mediocampo. El esquema no lo favorece pero cuando se tira al medio es interesante.

Gabriel Seijas (8): Cuando parecía que era una locura sacar a Previtali, Seijas la rompió toda, cortó todo lo que pasaba cerca y siempre le dio el pase al que más cerca tenía para salir bien. Buen partido.

Joaquín Ochoa Giménez (5,5): No fue un gran partido pero fue determinante ya que a él le hacen el penal. Le faltó tranquilidad en los pases y ser más protagonista del juego.

Walter Mazzantti (7,5): Parece hacer lo más difícil y costarle lo más sencillo.Imparable por su sector, se cansó de ganarle en velocidad a todos los defensores sin embargo le falta lo de siempre y que no puede corregir hace tiempo; el centro o el pase atrás.

Ignacio Colombini (7): No para de correr todas y se sacrifica un montón por el equipo. Intentó siempre y sus ganas contagian. Le hizo 3 goles en 4 meses a All Boys.

Fabricio Pedrozo (5): Perdido y sin entrar mucho en juego.

cro

Leave a Reply