Te saca puntos

En un partido sin emociones, Atlanta igualó 0 a 0 frente a Sacachispas y no pudo aprovechar el envión anímico de los últimos partidos para estirar la ventaja ante Acassuso. El equipo de Orfila nunca le encontró la vuelta al encuentro, y no generó prácticamente situaciones claras de gol.

Lo que parecía que podía ser el despegue del Bohemio en la tabla de posiciones y empezar a sacar diferencias al quinto, terminó siendo un dolor de cabeza y un partido para el olvido. Después de las buenas actuaciones ante Fénix y la Uai, y a diferencia de esos partidos, en este Atlanta sabía que debería tener la pelota y el protagonismo absoluto. Por eso Orfila decidió el ingreso de Miranda por Mazzanti desde el inicio, y a pesar de la buena voluntad y las intenciones del enganche, nunca pudo prevalecer y cada intento era frustrado por los defensores rivales.

Atlanta en esa primera mitad careció de profundidad y apenas pudo tener un par de oportunidades claras de gol de la mano de Colombini, pero el delantero no definió de la mejor manera.

El planteo y la presión del rival sorprendieron al equipo de Orfila, que nunca lo arrincono contra su arco y a diferencia de eso, el conjunto visitante pareció estar cómodo gran parte del encuentro.

Por eso para la segunda mitad, el técnico decidió rápidamente sacar a Ochoa Giménez, lastimado luego de un pisotón en el área, que el árbitro omitió y poner a Colitto y mas tarde ingreso Mazzanti por un apagado Miranda.

Buscó profundidad y pese a los buenos intentos del delantero y el desequilibrio que generaba, cada ataque terminaba sin peligro alguno.

Y hasta pudo ser derrota porque el Lila tuvo su gran oportunidad promediando la segunda mitad, después de un tiro de media distancia que sobró a Rago y pegó en el poste izquierdo y en el rebote el delantero de Sacachispas la mando por arriba.

Atlanta pareció cansado, sin cambio de ritmo y sin esa contundencia que lo ayudo gran parte del torneo a sumar puntos.

Hoy sumo uno. Demasiado poco para el momento del campeonato

Se viene la Copa, que se deberá jugar con suplentes y luego a Casanova donde los márgenes de error son cada vez más pequeños. Es ahora o nunca. A ganar o ganar.

cronica

Leave a Reply